Thursday, May 05, 2005

El Razonador.

Las palabras más frecuentes en el léxico del razonador: porque, se sigue que, en consecuencia.

Sostiene A, sostiene B; pero no quiere saltar de A a B. El razonador tiende un puente sólido que le permite caminar tranquilamente de A a B. La naturaleza no da saltos. El razonador es el miedo a saltar en acción.

Sólo debemos coincidir en A, lo demás es cuestión de razonar consecuentemente. Este es el credo del razonador. Y siempre podremos retroceder a un A suficientemente trivial, aceptable, inocuo, infantil finalmente, desde el cual podamos comenzar todos. El razonador es un niño que avanza paso a paso soportado por un andador.

Cada paso es una regla de tres. Una profesora de primaria estaría orgullosa. El razonador es un niño que aprendió la regla de tres.

¿A qué le teme el razonador? A equivocarse. Entonces se cuida de si mismo, evita creerse, desconfía y deja que niño y regla de tres lo guien. Solo estará mal, pero con ellos no. Solo es un potencial peligro, cree que es una equivocación a punto de detonar. El razonador se moldeó en el hábito de ser corregido.

Todo lo que el razonador sostiene es una consecuencia. Nada hay que lo comprometa propiamente con lo que sostiene. No es porque él lo sostiene que lo que sostiene se sostiene; lo que sostiene se sostiene por si mismo. Regla de tres y niño lo sostienen. Quizás podemos admirar su maestría infantil en moverse paso a paso.

El razonador no toma acciones que vienen de si mismo: practica inevitabilidades. El razonador es un profeta, y practica ritos de sacerdote. Adquiere autoridad subrepticiamente practicando el hábito de corregir.

Al hacer de todo una consecuencia , el razonador vive en un tiempo que tiene solamente presente. El futuro es una consecuencia de lo que hagamos o no hagamos en el presente. El razonador está a la espera de las consecuencias que deben seguirse, incluyendo estar activamente ocupado controlando las premisas para que ocurra lo que debe ocurrir. Está siempre indirectamente ocupado: no está haciendo lo que debe hacerse, sólo creando las condiciones. Está a la expectativa. El razonador controla: genera consecuencias futuras con acciones en el presente. Es un tecnólogo en todo lo que hace.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home